Cómo elegir un ventilador: usos y consejos

Cómo elegir un ventilador: usos y consejos

Los ventiladores son electrodomésticos longevos y pueden alcanzar precios bastante elevados. Tener claras algunas nociones sobre el uso y las prestaciones de un ventilador es fundamental para evitar elegir a ciegas y gastarse el dinero en un producto equivocado que va a pasarse muchos años en casa.

 

Los usos de un ventilador

 

Refrescar

 

El uso más intuitivo de un ventilador. Aunque por sí mismo no tiene capacidad para enfriar, el ventilador mueve el aire y evita que se estanque y recaliente las habitaciones, y genera una corriente que resulta muy agradable en los meses de más calor. Además, puede utilizarse en conjunto con un aparato de aire acondicionado para mover el aire frío y refrescar la estancia mucho más rápido, con el consiguiente ahorro de energía.

 

Calentar

 

Muchos ventiladores disponen de una función inversa, o modo de invierno. Al activarla, las palas del ventilador giran en dirección contraria y absorben el aire en lugar de expandirlo. De este modo, el aire del techo (más caliente, dado que el aire cálido sube) desciende hacia el suelo, y el aire frío del suelo asciende, y la sensación térmica aumenta.

La función inversa del ventilador puede utilizarse para calentar las habitaciones con más rapidez si se utiliza con la calefacción.

 

Decorar

 

Los diseños de los ventiladores son extraordinariamente variados, y van desde lo más tradicional hasta lo más minimalista, pasando por aparatos con motivos étnicos, vintage, neobarrocos o industriales. Un ventilador adecuado se integra con la decoración del resto de la estancia y la realza; un ventilador mal escogido, en cambio, no pega con la habitación y resulta chocante a la vista.

 

 

 

Cómo elegir un ventilador

 

El lugar

 

A la hora de elegir un ventilador, el factor más determinante es tener en cuenta la estancia donde va a colocarse, tanto su decoración como su tamaño.

El tamaño de la estancia

 

Tener en cuenta el tamaño de las habitaciones es fundamental a la hora de elegir un ventilador: un ventilador grande no tendrá espacio para funcionar en una estancia muy pequeña pero permite mover mucho más aire con muchas menos revoluciones, y por lo tanto consumiendo menos energía y produciendo menos ruido. Un ventilador pequeño, por su parte, necesita mucha más potencia para ventilar estancias grandes, pero funciona mucho mejor en las pequeñas.

Como norma general, se puede establecer la siguiente equivalencia aproximada:

Tamaño de la estancia (m2)

Diámetro del ventilador (cm)

< 13

≤ 107

13-18

107 – 132

>18

>132

 

En todo caso hay que tener en cuenta que debe haber más de medio metro de distancia entre el ventilador y cualquier obstáculo lateral, y que deben dejarse alrededor de 2.5 metros de distancia entre el ventilador y el suelo, para evitar accidentes.

 

¿Interior o exterior?

 

Aunque se piensa siempre en los interiores, existen ventiladores adaptados para su uso en exterior, ya se trate de porches, de terrazas o de tejados abiertos. Estos ventiladores funcionan bien en días de calor donde no corre el aire, y pueden cumplir una importante función decorativa.

 

La luz

 

Muchos ventiladores incluyen una fuente de iluminación. De este modo no es necesario hacer varias instalaciones eléctricas y el ventilador se vuelve una pieza mucho más versátil. Hay varios tipos de ventiladores con luz: las bombillas pueden ir integradas o no incluidas; el accesorio de luz puede ser fijo o desmontable; puede tener forma de plafón, de downlight o de foco para luces más dirigidas o más difusas; puede incluir uno o varios puntos de luz…

A pesar de que existen muchas opciones, la elección es más sencilla de lo que parece, pues la variable más importante que hay que considerar es: ¿cuáles son las necesidades luminosas de la habitación?

 

  • Si el ventilador va a ser el único punto de luz, es importante que incluya una lámpara potente y con un ángulo amplio, que cumpla funciones de iluminación general.

  • En los casos más habituales, las estancias disponen de otras fuentes de luz además del ventilador, que cumple funciones de iluminación ambiental. En este caso se puede elegir uno con lámpara menos potente y más difusa.

  • Los ventiladores con focos pueden funcionar como una iluminación complementaria para alumbrar espacios concretos, como cuadros o piezas decorativas.

Publicado el 23/01/2017 Guías y consejos de... 0 962

Deje un comentarioLeave a Reply

Usted debe estar registrado para dejar un comentario.

Buscador del blog

Categorias del blog

Últimos comentarios

No hay comentarios

Archivos del blog

Comparar 0