La iluminación desinfectante: lámparas UVC

La iluminación desinfectante: lámparas UVC

 

En vista de las nuevas necesidades tanto sociales como individuales que ha creado la pandemia del coronavirus, todo apunta a que uno de los productos clave en el mercado de la iluminación post-COVID van a ser las lámparas desinfectantes.

Como explicó el director general de Roblan, José Ángel Pereira, en una conferencia virtual a la que asistió Ledsolintel, cada vez son más los gobiernos que utilizan las lámparas UVC como un método de desinfección seguro, barato y eficaz. Francia, España, Argentina o Nueva York ya cuentan con varias lámparas desinfectantes como parte del instrumental de limpieza en los espacios públicos, sobre todo en espacios cerrados como vagones de metro o autobuses.

 

¿Cómo funciona una lámpara UVC?

El funcionamiento de las lámparas desinfectantes es sencillo, y no muy diferente al de una lámpara convencional. Al encenderse emiten una radiación luminosa en la frecuencia ultravioleta de onda corta (UVC), con una longitud que idealmente se encuentra entre 250 y 275 nanómetros. Se trata de una radiación invisible pero muy intensa, capaz de penetrar en las paredes de los microorganismos y de alterar sus cadenas de ADN y ARN, impidiendo que se reproduzcan. De este modo, los virus y otros microorganismos (bacterias, estreptococos, hongos, etc.) quedan desactivados y pierden su poder infeccioso.

Hasta ahora las lámparas UVC, fabricadas con mercurio, solían utilizarse para desinfección de elementos delicados como el agua, que no podían tratarse con métodos más agresivos; pero la facilidad de acceso y la reducción de costes que proporciona la tecnología LED ha ayudado a incrementar su utilidad y su popularidad.

 

¿Cómo se usa una lámpara UVC? Consejos de seguridad

El uso de una lámpara UVC es similar al de una lámpara normal: basta con encenderla para que empiece a desinfectar el espacio en el que está instalada. No obstante, es fundamental tener en cuenta que, como cualquier método desinfectante a gran escala, las lámparas UVC son agresivas con los seres vivos, tanto los humanos como el resto de los animales, y pueden causar graves problemas de salud si no se utilizan con cuidado. Si se mantienen unos protocolos de seguridad adecuados, son productos inofensivos que ofrecen una limpieza profunda y sin esfuerzo.

Las lámparas desinfectantes deben utilizarse únicamente en lugares donde no haya personas o animales que puedan ser afectados. Por tanto se debe restringir su uso bien a zonas específicas donde no va a entrar nadie o bien a los momentos de cierre o de descanso, cuando los espacios están vacíos. Además, es necesario informar de su uso tanto a los trabajadores como a cualquiera que pueda entrar en la zona de desinfección accidentalmente.

Además, a la hora de comprar una lámpara UVC es importante fijarse en la longitud de onda que indica el fabricante: si está por debajo de los 250 nm, corre el riesgo de afectar a los enlaces del oxígeno presente en el aire y crear ozono, que aunque también tiene poder desinfectante es un gas abrasivo que puede irritar el sistema respiratorio y afectar gravemente a personas con afecciones respiratorias como el asma. Por encima de 275 nm la radiación pierde su poder desinfectante, y hace que la lámpara sea inútil.

Una lámpara UVC de buena calidad debe incorporar una serie de mecanismos de seguridad que eviten los riesgos incluso cuando haya un error humano. Entre ellos:

  •          Encendido a distancia
  •          Encendido con retardo
  •          Sensor de movimiento para apagado automático
  •          Alarma de encendido

 

¿Dónde se usa una lámpara UVC?

Como hemos visto, las lámparas UVC no limitan su eficacia a los virus, sino que afectan a la mayoría de los microorganismos infecciosos más comunes. Por lo tanto, se trata de complementos ideales para mantener una higiene profunda en todo tipo de espacios abiertos al público donde el tránsito de personas supone un riesgo de contagio, ya se trate de comercios, colectividades, locales del sector horeca o transportes. Ciertos modelos de lámparas desinfectantes más pequeñas son igualmente útiles para desinfectar zonas del hogar, e incluso objetos pequeños de uso habitual que pueden convertirse en fuentes de infección (carteras, llaves, teléfonos...)

Publicado el 01/06/2020 0 921

Deje un comentarioLeave a Reply

Usted debe estar registrado para dejar un comentario.
Comparar 0